domingo, 3 de enero de 2016

La fantasía del año nuevo






























Siempre lo ha dicho: ese asunto del año nuevo es una fantasía. El tiempo es relativo, recuerden, y mientras, nos damos paja haciéndonos creer a nosotros mismos que vamos a dar inicio a una nueva vida y cursilerías como esas.

NO.

Los propósitos que nos hacemos en estos días pueden ser hechos fácilmente en cualquier momento del año, queridos. No busquen excusas. Cualquier día sea 4, 17 o 23; puede ser bueno para recomenzar o ponerse propósitos o como quieran llamarlo. Yo no me hago porpósitos desde hace varios aón cuando me di cuenta de lo inútil que es eso. Hasta hubo un año en que me hice despropósitos y los pueden ver aquí. Pero ni siquiera los despropósitos sirvieron, porque dicen que para cambiar un hábito se necesitan 20 o 22 días o algo así y para eso se necesita una gran disciplina y paciencia.

EN FIN.

Este año he decidido no enfocarme en lo que quiero hacer, sino mas bien, en lo que no quiero hacer. No voy a hacer lo que no quiero por ningún motivo... Y de allí los propósitos indirectos serán cumplido.

¿Me explico?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada