viernes, 15 de julio de 2011

Ejercicio de desbloqueo en una tarde de viernes

Binomio fantástico
Remordimiento-cielo

Esa tarde al remordimiento le dieron ganas de no serlo. Agarró sus malos pensamientos y dolores de estómago y elevó el vuelo. Ya en el cielo se convirtió en cúmulo nimbo. Y llovió sobre la gente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada