domingo, 28 de octubre de 2012

Prejucios





















Luchamos todos los días contra ellos. Confiamos que en cada momento vamos a aceptar a la gente como es, hombres, tontos, mujeres, bonitas, ricos, pequeños, incultos, altos, areneros, gordos, homosexuales, evangélicos, feos,  efemelenistas, pobres, lesbianas, reaggetoneros, futboleros...

Los prejuicios son terribles. Tenemos prejuicios hasta con las verduras, con el agua del chorro, con la luz del sol.

Y tratamos, tratamos en serio. Hasta que llega un día en que al hijo de diez años le piden ir con camisa rosada al colegio con todos sus compañeros (niñas y niños)... ¿Qué tiene el rosado, ah? ¿Qué tiene el rosado, porque ese estigma de que solo es para niñas? Dicen que al inicio de la historia el color rosado era ocupado para bebés de ambos sexos, sin distinción. ¿Por qué nadie se escandaliza cuando una niña o mujer usa azul o celeste?

Y entonces se trata. Se trata de ver que el hijo (que casualmente no tiene camisa rosada) opte -de la forma más natural y descomplicada- por ponerse la que la hija mayor ha comprado para la caminata AVON, y que la mamá no diga nada, pero tenga ganas de arrancársela a mordidas. Y sucede que por algunos momentos la mamá no dice nada...

(esta parte de la historia tiene censurada por la autora)

Y resulta que un día, un domingo cualquiera, esa mamá acompaña a sus hijos a una caminata, a la caminata Avon contra el cáncer de mama y resulta que mujeres y hombres, alrededor de mil, diríamos, más de mil, exagerando un poco; vestían -casi todos- de rosado. Y hay unos hombres que -valientemente- ostentan una camiseta que dice: LOS VERDADEROS HOMBRES NOS VESTIMOS DE ROSADO. Lástima, en serio y de verdad que la camiseta era blanca.

Y entonces, un domingo cualquiera se aprende a echarle tierra a otro prejuicio. El rosado es un color hermoso, sobre todo cuando suben miles de globos de ese color al cielo. Es hermoso de verdad.















Ya habrá más días para derribar el prejuicio en contra de las berenjenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada