sábado, 19 de enero de 2013

Pensamientos de un sábado en la mañana cuando el paisaje luce de otro modo.

El año va atropellándome. Entre que estoy dando clases en la Mónica, el niño que se quebró el brazo, el trabajo, las campañas, las evaluaciones, los dos libro que estoy leyendo, las amistades que vienen y que van; de repente pasaron 19 días del año y sigo con la ilusión de lograr alcanzar las metas que nunca me propongo.

En general -y con contadas excepciones-, creo que lo único que todos perseguimos es ser mejores personas. Comer mejor, dormir mejor, hacer una milésima de ejercicio, dedicarle más tiempo a la familia, ser un empleado modelo en el trabajo... Pero, entre una y otra cosa, se termina no haciendo nada y echándole la culpa al tiempo que no se tiene. Nada peor que eso, dice mi libro, porque si no te organizás en la vida, obvio, nunca vas a hacer nada. Lo hablábamos anoche con un amigo, en medio de un café descafeinado y deslactosado y el viento que no dejaba en paz a mi pelo suelto y colochísimo: tenés que hacer que las cosas pasen, me dijo, o algo así o parecido... Y entonces me sonó como a slogan de Nike:

JUST DO IT.

Suena fácil.

Una cosa a la vez, me dijo otra amiga. Supongo que es lo más obvio, lo más sano. Si no, te vas a volver loca. Me dijo. Tiene razón. Empezando con pequeñas cosas, como no decir que sí a todo, robándole tiempo a mis hijos, que casi no veo. Como no conectarme a las redes en la noche y dedicarle más tiempo  al hijo con el que menos hablo porque es bien callado y descubrir que sí, que habla un montón y que tiene muchas cosas que contarme. Como dedicarle tiempo al jardín de hierbas aromáticas que está por allí tirado. Dormir hasta que me duela la espalda. No tomar el tiempo como si se fuera a acabar y al final no hacer nada. Tomar menos café. Hacer que las cosas pasen.

No son propósitos porque nunca he creído en eso.

Solo son pensamientos de un sábado en la mañana cuando mi paisaje luce de otro modo y tengo un poco de tiempo para pensar en mí misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada