domingo, 18 de septiembre de 2011

















Las faldas del volcán y las montañas de Comasagua están cubiertas de neblina; un buen paisaje para empezar una novela, o un relato corto, o un poema o cualquier otro tipo de historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada