lunes, 9 de enero de 2012

I surrender!
















[Metáfora en un solo acto]

¿Se acuerdan de esa escena de The Empire of the Sun? La escena en la que Jamie [si, un Christian Bale de doce años] después de haber perdido a sus papás en un tumulto en Tokio, mientras los ingleses huían de la ciudad ante la inminente llegada de la Segunda Guerra Mundial, y haber pasado alrededor de cuatro años en un campo de concentración japonés, aprendiendo a sobrevivir juntándose con el malo-bueno de la película [para variar, John Malcovich], intercambiando papas por zapatos, o viceversa o por cigarros, viendo morir a mucha gente a su lado, teniendo que huir cuando los japoneses los abandonan en el campo, caminando a saber cuánto tiempo, viendo a pocos kilométros la detonación de la bomba atómica, mientras pensaba [con la poca inocencia que le quedaba] que era el alma de Mrs. Victor que acababa de morir. Y entonces ya solo, cansado, cargando una barra de chocolate [creo], habiendo perdido su niñez; se encuentra un convoy de soldados rusos que andan liberando a los prisioneros que han quedado por allí, y él, solo levanta las manos, deja caer el chocolate y cansado, muy cansado dice:

I surrender...

A pues, así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada